Apenas era el rey muerto

Nota: Esta transcripción respeta la ortografía original de la época.
XXXI

A

penas era el Rey muerto

Zamora ya está cercada;
de un cabo la cerca el Rey,
del otro el Cid la cercaba.
Del cabo que el Rey la cerca
Zamora no se da nada.
Del cabo que el Cid la aqueja
Zamora ya se tomaba.
Doña Urraca en tanto aprieto
asomóse á una ventana,
y allí de una torre mocha
estas palabras fablaba.



Romancero selecto del Cid (1884) (page 123 crop - line).jpg