Amor y celos hacen discretos: 84

Jornada III
Pág. 84 de 88
Amor y celos hacen discretos Jornada III Tirso de Molina


DUQUESA

Pues tu a mí me reprehendes,
cuando por cumplir su amor,
sabiendo que hace favor
a don Pedro, y ¿qué pretendes
olvidar al Mariscal? 325
Quiero casarle contigo,
él viendo lo que le obligo,
llegó cortés y leal,
y la mano me besó;
poca liviandad arguyo, 330
si ha de ser esposo tuyo.


VITORIA

¿Eso es cierto?


DUQUESA

No sé yo
si lo será, que has andado
muy necia, y muy maliciosa.


VITORIA

Yo tengo de ser su esposa, 335
perdona si te he enojado.
¿Luego eso don Pedro intenta?
Si te casas, o me caso
viviremos las dos.


DUQUESA

Paso,
que hace Vitoria la cuenta 340
sin la huéspeda tu amor.


VITORIA

¿Pues qué huéspeda hay aquí?


DUQUESA

La huéspeda contra ti
ha sido doña Leonor.
Que ha un mes que en mi casa ha entrado. 345


VITORIA

¿Qué me dice v. Excelencia?


DUQUESA

Pues pudiera yo en ausencia
haberos sus señas dado,
¿Sin haberla jamás visto?