Amor y celos hacen discretos: 80

Jornada III
Pág. 80 de 88
Amor y celos hacen discretos Jornada III Tirso de Molina


(Lee DON PEDRO.)
  
DON PEDRO

Mariscal, si sois cuerdo en esta empresa,
amando, mucho vuestra dicha gana,
estimad los favores de mi hermana,
pues que no dan disgusto a la Duquesa. 200
Proseguid, pues veis lo que interesa
con ella vuestro amor, la pena vana
que tenéis, olvidad de la tirana
voluntad, que vuestra alma tiene presa.
Mirad que si os preciáis de agradecido, 205
eterna fama y triunfo desta gloria,
gozo ganaréis contra el olvido.
Acordaos, y a vuestra alma haced memoria,
que siempre de que sois de mí querido
me acuerdo, mucho más, que de Vitoria. 210
En todo aqueste soneto
que a Carlos, señora, di
¿hácese mención de mí?


DUQUESA

En verdad que sois discreto,
todo casi es para vos. 215


DON PEDRO

¿Para mí? Si al Mariscal
nombráis, si en el liberal
le favorecéis, por Dios,
Señora, qué pretendéis
enloquecerme.


DUQUESA

Pretendo 220
que entendáis que yo os entiendo,
como a mi hermana queréis.
Ponéis tan poco cuidado
en averiguar curioso
ese papel misterioso, 225
que no habéis en él hallado
lo que discreto penetra,
y el natural debe al arte,
leelde parte por parte,
miralde letra por letra, 230
y hallaréis al advertillas
un papel que encierra en dos,
buscad ahí para vos
un soneto en redondillas.