Amor y celos hacen discretos: 63

Jornada III
Pág. 63 de 88
Amor y celos hacen discretos Jornada III Tirso de Molina


ROMERO

Sí mi señora,
y soylo yo suyo agora,
sirviendo el vientre de almario.
Maldiga Dios tantas blancas
como dieron a un doblón. 30


VITORIA

¿Tiene don Pedro afición
aquí, o en España?


ROMERO

Trancas,
que me fuerzan a decir
lo que escondo, haced la cuenta
de los palos, mil ochenta, 35
lengua callad y sufrid.


VITORIA

¿No respondéis?


ROMERO

No me atrevo,
porque siendo respondón,
pierdo señora un doblón,
y más de mil palos llevo. 40


VITORIA

¿Palos por lo que os pregunto?


ROMERO

No, pero en esto de hablar,
en dándome en deslizar
soy como calza de punto.
Hele hecho pleito homenaje 45
de callar a mi señor.


VITORIA

Señal de que tiene amor
aquí.


ROMERO

Vaya esto de encaje,
sin preguntarme otra cosa,
en Burgos, donde nació, 50
a doña Leonor sirvió
de Castro, rica y hermosa.
Dejole por un privado
del Rey, que siendo su amigo
le fue traidor, y en castigo 55
de su traición, oleado
de un espetón le dejó,
vio a Nápoles, donde ha sido
la pobreza que ha tenido
tanta, que a servir entró 60
a Carlos de secretario,
y con aquesto chitón,
que me la jura un doblón,
y habrá palo temerario.