Amor y celos hacen discretos: 44

Jornada II
Pág. 44 de 88
Amor y celos hacen discretos Jornada II Tirso de Molina


DON PEDRO

Si verme loco procura
v. Excelencia, dese modo
podrá, si no se declara,
salir con su pretensión. 310


DUQUESA

A su comunicación
yo, don Pedro, os ayudara.
Porque somos muy amigas,
aunque a Amalfi la trujera,
y mi estado repartiera 315
entre los dos; mas fatigas
imposibles de remedio,
¿quién las ha de socorrer?
Doña Leonor es mujer
de don Vela, ved ¿qué medio 320
en esto se puede dar?
Herido quedó de muerte;
pero el amor que divierte
peligros que remediar
no puede, la medicina 325
salud en breve le dio,
su Rey los apadrinó,
y aunque doña Catalina,
(Prima ura, y Reina hermosa)
de modo toma a su cuenta, 330
aplacar a un hijo, intenta
la venganza rigurosa,
que despacha contra vos
justicias y embajadores;
mucho pueden los rigores 335
reales, son como Dios.
Y aunque aquí estáis muy seguro,
quisiera hallar otra traza,
para el mal que os amenaza,
para la paz que os procuro. 340
Yo os he visto aficionado
a mi hermana en vuestra mengua,
que lo que niega la lengua
los ojos lo han publicado.