Amor y celos hacen discretos: 34

Jornada II
Pág. 34 de 88
Amor y celos hacen discretos Jornada II Tirso de Molina


Sale la DUQUESA.
  
DUQUESA

Amor, este hombre ha venido
para ruina total
de mi quietud natural,
de la paz de mi sentido.
Yo he perdido 5
cuantos propósitos buenos
gozaba en tiempos serenos,
el sosiego de mi dicha,
que desdicha.
Por ser más, venir a menos, 10
no pensaba yo emplearos
descuidada libertad
en ajena voluntad,
que mal supisteis lograros,
por gozaros. 15
Si en la enfadosa pensión
del tálamo, confusión
de tanta quietud perdida,
libre vida
descansaba mi opinión; 20
tercero del Mariscal
es este Español cruel,
hechizome en un papel
de su discreción caudal.
Sangre real 25
le ilustra, en Castilla adora,
aquí escribe, y enamora,
y que se yo
si en nombre ajeno terció
lo que en nombre suyo ahora. 30
Celos en Castilla ausentes,
y celos padezco aquí,
estos son los que temí,
que en fin son celos presentes;
si imprudentes 35
me atormentan, ¿qué he de hacer?
Vitoria, en el padecer,
¿qué paciencia ha de bastar
para callar,
celosa, ausente, y mujer?