Amor y celos hacen discretos: 29

Jornada I
Pág. 29 de 88
Amor y celos hacen discretos Jornada I Tirso de Molina


DUQUESA

Pues de donde sabéis vos,
si no os entendéis los dos,
el negarlo es desvarío. 830
Que empezaba así el papel
que vos a mi hermana distes,
¿veis como vos lo escribistes?


DON PEDRO

Diome Carlos parte dél,
después de haberle notado, 835
mas de eso no colijáis,
que yo le escribo.


DUQUESA

Mostráis
quilates de un fiel crïado.
Pero advertid, que mi hermana,
ya que a Carlos favorece, 840
no sepa esto, pues si crece
su amor, será cosa llana,
que gozará, si es leal,
el premio de su cuidado,
no el dueño deste traslado, 845
sino el del original.

(Vase.)

DON PEDRO

Qué querrá decir en esto,
vive Dios, que esta mujer
examen quiere hacer
de mi amor; hame propuesto 850
tantas dudas, que dispuesto
a imaginaciones nuevas,
niño amor, cuando te atrevas
a cosas sin proporción,
no tengo yo condición 855
para sufrir muchas pruebas.
Que gozará, si es leal,
el premio de su cuidado,
no el dueño deste traslado,
sino el del original. 860
No me quiere a mi muy mal
quien esperanzas esconde,
y en misterios me responde,
a la primer vista ansí,
que yo el papel escribí 865
supo, pues, ¿de quién, o dónde?
Porque Vitoria no sabe
quien soy, ni Carlos tampoco,
vive el cielo que estoy loco,
mujer tan discreta, y grave, 870
cuya libertad con llave
jamas abrió puerta amor,
tan curiosa en mi favor;
de espacio prolijo encanto,
que no es necesario tanto 875
para un buen entendedor.