Abrir menú principal

Ambrosio de Morales (Retrato)

Retratos de Españoles ilustres de Anónimo
En esta transcripción se ha respetado la ortografía original.


AMBROSIO DE MORALES.Editar

Ambrosio de Morales
de Córdoba, continuador de Crónica gral. de España y Autor de sus antigüedades; célebre Humanista y consumado en su Lengua Patria. Nació en 1513, falleció en 1591.
En el número de los hombres doctos que mas trabajaron para el restablecimiento de la Literatura Española en el siglo XVI, se debe contar sin duda al célebre Ambrosio de Morales, tan distinguido por su erudición, como por sus virtudes. Nació en Córdoba año de 1513 en la casa que llaman de los Sénecas, que se la dió el Marques de Pliego al Doctor Antonio de Morales, sabio Médico, y padre de Ambrosio. Estudió en Salamanca la Teología, siendo su Maestro el célebre Melchor Cano; y en Alcalá las Letras Humanas con Juan de Medina: y al lado de su tío Fernán Pérez de Oliva se aplicó al estudio de la Lengua Castellana, hasta que consiguió en su habla el estilo, corrección y pureza que se nota en sus escritos. Dedicóse con no menos ardor al exercicio de las virtudes; y á pesar de las comodidades y aplauso que le ofrecían su casa y su erudición, tomó el hábito de Monge Gerónimo en el Monasterio de Valparaiso cerca de Córdoba, donde profesó en 29 de Junio de 1533. El Tuano equivocadamente dixo, que se había hecho Religioso Dominico; pero consta lo contrario en la vida que escribió de Morales el P. Florez en el Viage Santo. Ocupóle de tal modo la imaginación su natural fervor, que por seguir mas bien á su modo el Evangelio, cometió el ciego arrojo de castrarse por sí mismo, siendo su fortuna que el grito que el dolor le hizo despedir, llamó la atención de un Religioso, y este convocó á los demás para que le socorrieran. Dexó el hábito, y ordenado de Sacerdote, vivió en Alcalá de Maestro de Retórica ó de Letras Humanas, en cuyo tiempo fueron sus discípulos Bernardo Sandoval, que llegó á ser Cardenal Arzobispo de Toledo, Diego de Guevara Chacón, y el Ilustre D. Juan de Austria hijo natural de Cárlos V. Concluyó por orden de este Emperador la Crónica general de España que empezó Florian de Ocampo, cuyo trabajo le alcanzó el título de Cronista del Rey. Escribió luego la continuación de la Crónica en dos tomos, y añadió un tercero con el título de Antigüedades de España. Después en varias ocasiones ocupo su docta pluma en otras obras, que son Apología de los Anales de Zurita; quince discursos morales; otro para la invención de la Divisa, que aplicó á D. Juan de Austria, que decia qualis vibrans; el Viage Santo, Genealogía Sancti Dominici; de Ss. Justo et Pastore, Complutensis Ecclesia Patronis, epístola ad Resendium; de Trajani pontis inscriptions; de festó Translationis Sancti Jacobi Apostoli per universam Hispaniam celebrando, Oratio; y el Arte far a servir ña Dios. Traduxo del Griego el Diálogo de la tabla de Cebes, y compuso en Latín la Descripcion de Córdoba. Su doctrina fué siempre acompañada de una verdadera piedad, y sus pensamientos fixos siempre en la vida eterna, por lo qual tomó por divisa las siguientes palabras: Tiempo fué que tiempo no fué; las que ponia al principio de casi todos sus escritos, ó el nombre de Jesus con el lema Hinc principium, hunc refert exitum. Otras obras á mas de las citadas escribió tambien, que menciona el P. Florez; y acabó su larga y virtuosa vida en 21 de Septiembre año de 1591, honrando su memoria dignamente con un sepulcro el Cardenal Sandoval en la Iglesia de los Santos Mártires de Córdoba.


Véase también a Ambrosio de Morales en Wikipedia y en Wikisource.


◄  Anterior
Siguiente  ►