Amar por razón de estado: 002

Escena I
Pág. 002 de 108
Amar por razón de estado Acto I Tirso de Molina


La escena es en Cléves, en una quinta del DUQUE,
a diez leguas de allí, y en otra inmediata.
  

  
Una quinta del DUQUE.-
Jardín con un costado del edificio.
  
Escena I

  
LEONORA y ENRIQUE, a una ventana,
de la cual pende una escala.
  
LEONORA

Enrique, el sol nos da prisa;
con esperezos la aurora,
si celosa de mí llora,
mis pesares le dan risa.


ENRIQUE

¡Qué presurosa que pisa, 5
mi bien, el cóncavo espejo,
de sus celajes bosquejo!
¡Qué bien muestra a su pesar,
en su mucho madrugar,
que tiene el marido viejo! 10
¡Oh! ¿quién candados pusiera
a las puertas de su oriente,
porque presa eternamente,
eterna mi dicha hiciera?
¿Quién, rompiendo la vidriera 15
por donde su luz traspasa,
pusiera a sus cursos tasa,
y impidiéndola el correr,
la hiciera, pues es mujer,
que aprendiera a estarse en casa? 20
¡No estuviera yo en Noruega,
donde hay noches tan corteses
que regalan por seis meses
a quien a su clima llega!