Abrir menú principal
Amanecer de Medardo Ángel Silva

¡El Día...!
Y una vez más el vocablo sonoro
hace rodar, sobre la faz sombría
de la Noche, la gran lágrima de oro.

¡FIAT LUX...! Y la divina algarabía
que predice las horas bellas
truena bajo la cúpula dorada
y apaga con su soplo las últimas estrellas...

Y todo es una claridad rosada
que anuncia el Día...
¡El Día...!


Regresar a El árbol del bien y del mal
◄  Anterior
Siguiente  ►