Alquimia

​Alquimia​ (1897) de Carlos Germán Amézaga

Desde tiempo inmemorial
busca el hombre con ardor
la piedra filosofal:
medio de hacer un metal
que es el oro corruptor.
Y aunque la ciencia resista,
que hay tal piedra yo aseguro
frente de tanto alquimista,
rico, dichoso, egoísta
y ante las lágrimas duro.
¿Qué importa el ajeno mal?
Quien bien practica, no medra
o malversa su caudal...
La piedra filosofal
es el corazón de piedra.