Alcé los ojos, de llorar cansados

Alcé los ojos, de llorar cansados de Diego Hurtado de Mendoza
Nota: En esta transcripción se ha respetado la ortografía original.


 
Alcé los ojos, de llorar cansados,
Por tornar al descanso que solia;
Y como no lo vi donde solía,
Abajélos con lágrimas bañados.

Si algun bien yo hallaba en mis cuidados,
Cuando por mas contento me tenia,
Pues que ya le perdí por culpa mia,
Razon es que los llore ahora doblados.

Tendí todas las velas en bonanza,
Sin recelar humano entendimiento;
Alzóse una borrasca de mudanza,

Como si tierra y mar y fuego y viento
No me fueran en contra mi esperanza,
Y castigaron solo el sufrimiento.