Al ver yo mil poetas zalameros

Al ver yo mil poetas zalameros de Tomás de Iriarte


 Al ver yo mil poetas zalameros    
 que a sus damas llamaban serafines,   
 claveles, azucenas y jazmines,   
 diamantes, perlas, soles y luceros,   
 
 al ver cómo sus versos lisonjeros  
 de nácares llenaban y carmines,   
 los llamaba salvajes y rocines,   
 los trataba de locos y embusteros.   
 
 Hoy Cupido esta burla vengar quiere   
 mandando que de Orminta me apasione,   
 y con las armas que yo herí me hiere.   
 
 Que hable yo igual idioma ya dispone;   
 mas si hay quien mi flaqueza vitupere,   
 Amor, haz que de Orminta se aficione.