Al Pueblo de Coahuila

Esta página forma parte de los Documentos históricos contenidos en Wikisource.


1. Se desconoce la autoridad del traidor Francisco I. Madero, los tribunales de justicia y las cámaras legislativas.

2. Se derogan la Constitución y todas las leyes que han regido hasta la fecha.

3. Se nulifica el derecho de propiedad privada, base del capitalismo y toda tiranía.

4. Las grandes haciendas de Coahuila, como San Carlos, Maravillas, La Babia, Hornos, etcétera, pasan a ser trabajadas en común, socializándose las tierras y los instrumentos de trabajo para la producción y el consumo en común.

5. Las fábricas, talleres, molinos y casas manufactureras quedan en posesión de los trabajadores, así como las minas y toda rama de la industria.

6. Los ferrocarriles, tranvías, carruajes, automóviles y otros medios de transporte, son declarados propiedad de la comunidad.

7. Quedan abolidos los derechos a cobrar rentas en los pueblos y en las ciudades por el alquiler de fincas urbanas. Estas quedarán en poder de sus ocupantes.

8. Los templos de cualquier culto quedaran cerrados hasta que la comunidad decida acerca del uso que deba dárseles.

9. La bandera de la Revolución es la Roja, que con letras blancas tiene inscritas las palabras que encierran los ideales del proletariado mexicano: Tierra y Libertad.

10. Se proclama el comunismo en Coahuila y hacemos nuestra en todas sus partes el Manifiesto expedido por la Junta Organizadora del Partido Liberal Mexicano [...] el 23 de septiembre de 1911.

Tierra y Libertad

Campo de Operaciones en Las Vacas,

Coahuila, a 9 de febrero de 1912


Primitivo Gutiérrez

Sustitutos: Marcos Vela, Luis Mendoza,

Eulogio M. García, Inés Olivares

NotasEditar

Proclama publicada en Regeneración Núm. 77, 17 de febrero de 1912.