A un oficial en campaña

A un oficial en campaña de Gaspar María de Nava Álvarez



 Entrégate al reposo ya en buen hora,   
 que cesaron del burro los roznidos,   
 y en dulce paz descansan tus oídos   
 de su música atroz altisonora.   
 

 Vendrá riendo la fragante Aurora,  
 los montes se verán del Sol heridos   
 y mostrarán tus miembros aún dormidos   
 que el placer tras la pena se mejora.   
 

 Juzguen otros feliz al que, cercado   
 de pompa, eleva su orgullosa frente  
 sobre un pueblo a sus plantas humillado,   
 

 o al que apura de Amor la copa ardiente,   
 que yo te juzgo a ti, pues has logrado   
 librarte de un borrico impertinente.