A la entrada victoriosa

A la entrada victoriosa del general Ricardos en Coliuvre de Juan Bautista Arriaza


Pisa Ricardo la ciudad tomada   
y entre el tropel de la vencida gente   
Febo divino, Marte armipotente,   
sale también a celebrar su entrada.   
 

Febo le toma la invencible espada,  
y con laurel eterno alegremente   
ciñe y enjuga la gloriosa frente   
de espeso polvo y de sudor bañada.   
 

Contempla Marte al ademán bizarro,   
y al ver que resplandece en su semblante   
la gloria de Cortés y de Pizarro.   
 

Alargole la diestra fulminante,   
e hizo montar en su soberbio carro   
al domador del Rosellón triunfante.