A Narcisa en sus días

A Narcisa en sus días de Manuel de Zequeira y Arango



 ¡Qué estupendo banquete, qué función   
 te preparo, oh Narcisa, qué festín!   
 Tendrás las ricas frutas de Turín,   
 las tortas te vendrán desde Tolón.   
 

 El rey de Esparta tocará el violón,  
 el de Palmira trinará un violín   
 y Alejandro vendrá con el flautín   
 que tocaba el ilustre Agamenón.   
 

 Treinta mil reposteros te vendrán   
 de Pekín, de Moscú y de Jaén  
 y un millón de princesas de Tetuán:   
 

 De Sajonia será el dorado tren;   
 y contigo los dioses beberán   
 del licor que bebió Matusalén.