A Dios por razón de estado: 094

Pág. 094 de 098
A Dios por razón de estado Pedro Calderón de la Barca


LEY NATURAL:

Que amase a Dios más que a mí
y a mi prójimo después
como a mí, cuyo suave
yugo, paz y sencillez
se perturbó en este árbol,
pues desde entonces quedé
sujeta a las inclemencias
de saber del mal y el bien.

GENTILIDAD:

Sobre esos dos fundamentos,
los que tuvisteis después
cuáles son?

PABLO:

La Ley Escrita
también lo dirá.

LEY ESCRITA:

Sí haré.
 (Ábrese el segundo carro, y en otro peñasco LA LEY ESCRITA, con las Tablas en la mano y la serpiente de metal, como pintan a Moisés.)
Pues a la Ley natural
seguir la Escrita se ve,
no tendrás ajeno Dios,
ni el nombre jurarás de él,
santifícale sus fiestas,
honra a quien te ha dado el ser,
ni homicida, ni lascivo
seas, el ajeno bien
no envidies, ni quieras de otro
la hacienda, ni la mujer.

GENTILIDAD:

¿Qué quitó o añadió a esto?


A Dios por razón de estado de Calderón

Elenco - Auto