A Dios por razón de estado: 091

Pág. 091 de 098
A Dios por razón de estado Pedro Calderón de la Barca


GENTILIDAD:

¿Quién,
sino la Gentilidad
tuviera en ti ese poder?

SINAGOGA:

Es verdad, colonia hoy
es la gran Jerusalén
de Roma, ¿pero a qué causa
aquí en persona te ves,
si hasta aquí sólo asististe
en ella por su virrey?

GENTILIDAD:

A causa de que, sabiendo
cuanto apasionado juez
has dado la muerte a un hombre
no sustanciándole bien
el proceso, cuya injusta
sentencia ojeriza fue
de los dioses, pues los cielos
en uno y otro vaivén,
al expirar titubearon,
casi arrancados del es,
a residenciarte traigo
ese ejército que ves,
de cuyas tropas llamada
de aquella voz que escuché
a defender estas vidas
me he adelantado.


A Dios por razón de estado de Calderón

Elenco - Auto