A Dios por razón de estado: 085

Pág. 085 de 098
A Dios por razón de estado Pedro Calderón de la Barca


SINAGOGA:

No era; pues en un desierto
se rindió al hambre y la sed.

PABLO:

Sí era; pues huye vencido
espíritu inmundo de él.

SINAGOGA:

No era; pues ver su peligro
no supo al irlo a prender.

PABLO:

Sí era; pues todo era ojos
haciendo a los ciegos ver.

SINAGOGA:

No era; pues de pies y manos
le atan nudoso cordel.

PABLO:

Sí era; pues al impedido
todo era manos y pies.

SINAGOGA:

No era; pues o sordo, o mudo,
no sabe qué responder.

PABLO:

Sí era; pues al mudo y sordo,
todo lenguas y oídos fue.


A Dios por razón de estado de Calderón

Elenco - Auto