A Dios por razón de estado: 080

Pág. 080 de 098
A Dios por razón de estado Pedro Calderón de la Barca


PABLO:

Pues siendo infinito ser,
Dios, y siendo bien perfecto,
fuerza en una parte fue
comunicarse, y en otra
el comunicarse a quien,
siendo el infinito, fuera
infinito como él;
pues si se comunicara
a quien no lo podía ser,
quedara imperfecta toda
aquella distancia que
lo finito a lo infinito
dejara de comprender:
luego para que no haya
en Dios imperfección, es
conveniencia de su esencia
y precisión de su ser
por acto de entendimiento
engendrar un hijo, a quien
se comunique infinito:
el Padre, que al hijo ve;
el hijo, que mira al padre,
llegándose a complacer
uno en otro, no es preciso
proceda de amor tan fiel
un espíritu, que sea
igual a los dos, y que
precedido de los dos,
no pueda entre ellos haber
por la comunicación
de personas, ni después
ni antes, primero, o postrero;
mayor, o menor.


A Dios por razón de estado de Calderón

Elenco - Auto