A Dios por razón de estado: 076

Pág. 076 de 098
A Dios por razón de estado Pedro Calderón de la Barca


SINAGOGA:

Ven a mis brazos, adonde
descanses.

PABLO:

La acción detén,
no halagüeñamente fiera
(Huye.)
te acerques.

SINAGOGA:

¿Con tal desdén
de tu Sinagoga huyes?

PABLO:

Sí escandalosa, sí infiel,
sí tirana, sí alevosa,
sí traidora, sí crüel.

SINAGOGA:

¡Pablo!

PABLO:

Ya Pablo no soy
ni vivo yo en mí.

SINAGOGA:

¿Pues quién?

PABLO:

Cristo es el que vive en mí.


A Dios por razón de estado de Calderón

Elenco - Auto