A Dios por razón de estado: 069

Pág. 069 de 098
A Dios por razón de estado Pedro Calderón de la Barca


SINAGOGA:

Entre una y otra columna
el fuego lo diga, pues
tal vez me sirvió de antorcha
y de pabellón tal vez.
La tierra lo diga, herida
en Raídin, pues correr
vio agua a las piedras, y el aire,
al ver nevada su tez
de aquella neutral vianda
en nubes de rosicler,
cuajaba en maná la Aurora,
lloviendo al amanecer,
el aire el reparo al hambre
como la tierra la sed;
si entre tantos beneficios
fue el mayor darme su ley
en mármol escrita, siendo
su mismo dedo el pincel,
por quien la Ley Natural
vino a elevar y a crecer
su primer candor, subiendo
de dos preceptos a diez;
como a tanto repetido
favor, a tanta merced
(como antes dije), trocando
el beneficio en desdén,
ingrata la Sinagoga
había de proceder,
dándole muerte a su Hijo.


A Dios por razón de estado de Calderón

Elenco - Auto