A Dios por razón de estado: 068

Pág. 068 de 098
A Dios por razón de estado Pedro Calderón de la Barca


INGENIO:

Hasta pensar e inferir,
¿a quién se ha negado?

SINAGOGA:

A quien infiera o piense que yo
no soy del Dios de Israel
el bando favorecido
desde el prodigio de Oreb,
tribunal de luz, en cuya
consulta salió Moisés
por general de sus tropas,
hasta llegarse a poner
en la prometida tierra
que abunda de leche y miel.
Si en esta, pues, prodigiosa
peregrinación le hallé
todo ojos a mi mal,
todo manos a mi bien,
todo oídos a mi voz,
tan primera causa que
todas las causas segundas
me obedecieron en él,
¿quién me había de trocar
de agradecida en cruel?
Del bermejo mar lo diga
la enjuta vereda al ver
que fue amontonando ondas
en uno y otro cancel,
montaña y pared. ¿Quién nunca
fue montaña ni pared?


A Dios por razón de estado de Calderón

Elenco - Auto