A Dios por razón de estado: 065

Pág. 065 de 098
A Dios por razón de estado Pedro Calderón de la Barca


INGENIO:

El Ingenio soy. ¿De qué
temes?

SINAGOGA:

Cualquier sombra fue
hoy de mi cadáver sombra,
según hoy del Sabaot,
la ira introduce cruel
la confusión de Babel
en el pueblo de Nembrot.
Los sueños son de Beemot
cuantos padece mi pena,
y ya que a mí me enajena
de mí, mi discurso, di
si Ingenio eres, ya que aquí
llegaste, que causa ordena,
o por decirlo mejor
desordena, tierra y cielo,
que desde el pasado hielo
de aquel súbito temblor,
que cubrió el mundo de horror,
en mí no he vuelto, y así
tú, si lo sabes, me di,
¿qué se hizo el día aquel día?

INGENIO:

A eso también yo venía.


A Dios por razón de estado de Calderón

Elenco - Auto