A Dios por razón de estado: 040

Pág. 040 de 098
A Dios por razón de estado Pedro Calderón de la Barca


INGENIO:

De este singular
eclipse, que no hay persona
a quien no haya estremecido
viendo al sol oscurecido
desde la sexta a la nona,
¿qué es lo que has investigado?
Porque reducir quisiera
(y en la tuya la primera)
las opiniones que he hallado
para todo el Orbe.

ATEÍSMO:

Pues
si la mía he de decir
lo que he llegado a inferir
de este gran delirio es
que como este cuerpo humano,
compuesto de cualidades,
sujeto está a enfermedades
que le ocasiona el hermano,
temple de sus cuatro humores
a que responden atentos
todos los cuatro Elementos,
así a los hielos o ardores
de su destemplanza, está
el Universo sujeto,
a cuya causa este efeto
asombro a los otros da,
no a mí, que su novedad
no me asusta al ver que es llano
que dio, como al cuerpo humano,
al Mundo una enfermedad.
Y así, por no discurrir
si moría o si sanaba
de ella, mientras se pasaba
la ascensión me eché a dormir.


A Dios por razón de estado de Calderón

Elenco - Auto