A Dios por razón de estado: 036

Pág. 036 de 098
A Dios por razón de estado Pedro Calderón de la Barca


GENTILIDAD:

Pues dejaréte con él,
que si la verdad confieso
tampoco puedo apartarte
yo de tu Discurso. ¡Cielos!,
si acaso, como imagino,
algún grande agravio vuestro
fue de este eclipse la causa,
yo os vengaré, y para esto
serán Tito y Vespasiano
los Césares de mi Imperio.

INGENIO:

¡Ea, Pensamiento, vamos!

PENSAMIENTO:

¿Dónde hemos de ir?

INGENIO:

Transcendiendo,
supuesto que no se da
en lo alegórico tiempo,
ni lugar, todos los ritos,
hasta que halle Ley en ellos
de un dios ignoto y pasible
le cuadre a mi entendimiento.

PENSAMIENTO:

No ha sido muy mal arbitrio
para entablar este intento acompañarte de mí.

INGENIO:

¿Cómo?


A Dios por razón de estado de Calderón

Elenco - Auto