A Dios por razón de estado: 017

Pág. 017 de 098
A Dios por razón de estado Pedro Calderón de la Barca


GENTILIDAD:

Pues para que no lo digas
y sepas con qué pretexto
al nuevo ignorado Dios
culto y fábrica prevengo,
sabrás que es porque entre tantos
sabios y doctos sujetos
como la escuela de Atenas
laureó en sus cátedras, siendo
de la gran Filosofía
honor, patria, lustre y centro,
los que más me señalaron
fueron los estoicos, siendo
cuidado de sus estudios,
de sus vigilias desvelo
el desprecio de la vida,
investigando, inquiriendo,
y apurando, siempre humildes
(si ya no siempre soberbios),
la sacra naturaleza
de los dioses discurriendo
en una primera causa,
a cuyo cargo quisieron
que estuviese reducido
el orden del universo;
de éstos, pues, al creer que todo
debajo está de un gobierno
y que con igual arbitrio
cuida algún poder inmenso,
desde el hombre hasta el gusano,
y desde el mayor lucero
a la menor planta, dijo
uno, había un Dios supremo,
todo manos, todo ojos,
todo oídos a que luego
causa, añadió, de las causas.


A Dios por razón de estado de Calderón

Elenco - Auto