A *** (Espronceda)

A *** dedicándole estas poesías de José de Espronceda


 Marchitas ya las juveniles flores,   
 Nublado el sol de la esperanza mía,   
 Hora tras hora cuento y mi agonía   
 Crecen y mi ansiedad y mis dolores.             
     

 Sobre terso cristal ricos colores, 
 Pinta alegre tal vez mi fantasía,   
 Cuando la triste realidad sombría   
 Mancha el cristal y empaña sus fulgores.   

     
 Los ojos vuelvo en incesante anhelo,   
 Y gira entorno indiferente el mundo, 
 Y entorno gira indiferente el cielo.   
     

 A ti las quejas de mi mal profundo,   
 Hermosa sin ventura, yo te envío:   
 Mis versos son tu corazón y el mío.